Cómo resguardar la salud mental de jóvenes en tiempos de crisis

Porimhay

Cómo resguardar la salud mental de jóvenes en tiempos de crisis

Durante un encuentro con encargados de asuntos estudiantiles de unidades académicas UC, la investigadora y docente de U. de Chile, Vania Martínez, presentó el trabajo que realiza el equipo del Núcleo Milenio para Mejorar la Salud Mental en Adolescentes y Jóvenes, y recomendó una serie de acciones para aplicar en niveles, y a los distintos miembros de la comunidad.

La salud mental en tiempos de coronavirus y cómo apoyar a los estudiantes universitarios en este ámbito fue uno de los temas que se abordaron durante la jornada de Asuntos Estudiantiles con DAE’s de unidades académicas, que se realizó el 17 de junio.

Durante la reunión online presidida por la Directora de Asuntos Estudiantiles UC, Carola Méndez, los asistentes plantearon su preocupación por la prevalencia de trastornos mentales que presentan los estudiantes, que durante la pandemia de Covid19 se han acentuado. Asimismo, Carola Méndez entregó cifras sobre el trabajo que ha realizado el equipo de psicólogos y psiquiatras del Centro de Salud Mental Estudiantil de la DAE en este período y el nivel de cobertura que, a mayo 2020, llegó a 369 estudiantes.

Para profundizar en el tema, se invitó a Vania Martínez, psiquiatra y docente de la U. de Chile, quien es la actual coordinadora del Núcleo Milenio para Mejorar la Salud Mental en Adolescentes y Jóvenes. Aunque los estudiantes universitarios presentan más problemas de salud mental que quienes no estudian, Vania señaló que “finalizar su educación superior sí es un factor protector para los jóvenes”. La profesional mencionó que las problemáticas más comunes son depresión, ansiedad y consumo problemático de alcohol y/o drogas, que en casos extremos y combinados con otras variables pueden llevar a ideación suicida, lo cual afecta a un 5,1% de los jóvenes.

Sobre la pandemia de Covid19, la especialista indicó que según estudios recientes el 80,3% de los estudiantes refiere episodios de ansiedad, 68% reporta problemas de concentración y 61,3% problemas para dormir. “Cuidar la salud mental es clave para combatir la pandemia y es necesario hacer intervenciones a distintos niveles”, recalca Vania Martínez.

Frente a esta realidad, es importante inculcar en los jóvenes la importancia de consultar y pedir ayuda. Sin embargo, hay distintas barreras que dificultan esto: las actitudinales, el “no querer pedir ayuda, por el estigma de estar en terapia y tomar medicamentos y por creer que pueden superar todo solos”, explica Martínez. La cultura exitista y la alta competencia también inciden, así como la auto-exigencia de los universitarios, los riesgos de las redes sociales o el estrés por dudas vocacionales o rendimiento académico. Por otro lado, las barreras estructurales del sistema de atención en salud mental también es un problema que agrava el fenómeno. “Las áreas de salud mental de universidades están al tope y no pueden recibir casos nuevos, lo que se combina con que en el sector público no se cumplen los plazos ni periodicidad de atención en casos de depresión o bipolaridad, aún cuando estas patologías están en el Auge”, detalla la especialista.

Propuestas para mejorar el bienestar psicológico

El equipo de investigadores del Núcleo Milenio para Mejorar la Salud Mental en Adolescentes y Jóvenes también propuso varias estrategias para abordar el problema, combatir los estigmas y promover el autocuidado en salud mental. Todo esto, utilizando tecnologías digitales, que es la forma en que podemos llegar a los estudiantes hoy en día, en el contexto de cuarentena.

Al respecto, Vania destacó la necesidad de hacer intervenciones multinivel, es decir a toda la comunidad universitaria, otras selectivas solo a grupos de riesgo y a personas con sintomatología, siendo clave continuar atendiendo a aquellos estudiantes que iniciaron tratamiento. Todo esto, aprovechando las ventajas de la tecnología digital para llegar a los estudiantes. Estas intervenciones tienen diferentes niveles: en el primer nivel hay que promover estilos de vida saludable; en segundo, combatir estigmas, promover buenos hábitos de sueño, actividad física, y consumo responsable de alcohol y drogas; el tercer nivel se refiere a hacer detección temprana de casos de trastornos e ideación suicida, aplicando tests; el siguiente nivel apunta a la entrega de servicios de atención oportunos y de calidad del servicio de atención clínica que se entrega, mientras que el último nivel tiene que ver con “derivar los casos más graves, logrando coordinar mejor con la red de salud pública o privada”, aclara la psiquiatra experta en psicoterapia.

En el contexto de estas propuestas, la investigadora y docente también se refirió a mostrar una buena oferta de actividades físicas y de entretenimiento online, ofrecer espacios de amena conversación, levantar recursos para padres, sobre todo de estudiantes de primer año, y visibilizar los aportes que los mismos alumnos(as) están realizando en apoyo a combatir la pandemia.

Fuente: Antonieta Laporte M., periodista DAE UC.

About the author

imhay administrator