Category Archive Noticias

PorImhay

El valor de la evidencia científica en la atención de pacientes con problemas de salud mental

La vocación científica, más la adecuada inspiración y el apoyo institucional, son vitales para el desarrollo de nuevas generaciones de investigadores/as.

Además de su rol como investigador joven en el Núcleo Milenio Imhay, Reiner Fuentes este año asumió la dirección de la Clínica de Atención Psicológica de la Universidad San Sebastián, sede Valdivia.

Reiner Fuentes tiene 28 años, se tituló de psicólogo en la Universidad Austral de Chile. Posteriormente se recibió como terapeuta de familias y parejas y obtuvo el grado de Magíster en Mindfulness Relacional y Compasión. Es uno de los investigadores más jóvenes del Núcleo Milenio Imhay.

Su interés por la ciencia se manifestó tempranamente, y ya cursando su tercer año en pregrado se incorporó como asistente en algunos proyectos del Dr. Álvaro Langer, director alterno de Imhay. La inspiración del profesor y su inquietud personal lo encaminaron rápidamente hacia el estudio de la relación entre religiosidad y salud mental, lo que resultó en dos publicaciones científicas derivadas de su trabajo de tesis.

“Mi mayor motivación tiene que ver con una curiosidad innata que siempre he sentido por entender un poco más los procesos, algunos sociales y otros de carácter más psicológico”, refiere Reiner Fuentes. “Y también añadiría un interés genuino por ejercer una práctica clínica más coherente y basada en la evidencia. Entonces ese diálogo me resulta muy nutritivo, porque no quiero ser un profesional clínico que haga cosas que no sabe si van a funcionar o si tienen eficacia o no, y a la vez tampoco quiero ser un investigador que haga cosas sin darle cuerpo ni rostros a los fenómenos que investigo”.

Uno de sus artículos publicados (Mental Health and Religiosity: The Role of Experiential Avoidance in the Symptoms of Depression, Anxiety, and Stress) se enfoca en la llamada “evitación experiencial”, definido como el proceso en que las personas intentan evitar o rechazar pensamientos o emociones desagradables en vez de enfrentarlas y aceptarlas. Si bien este comportamiento, en ocasiones, puede producir un alivio inmediato, también presenta un efecto “boomerang”, ya que el malestar se vuelve a presentar y puede volverse más intenso y duradero.

Este año, el investigador presentará sus trabajos sobre compasión y trastorno de personalidad límite en el Congreso Mundial de la Association for Contextual Behavioral Science (ACBS, por sus siglas en inglés), uno de los espacios de difusión científica más prestigiosos en el área clínica cognitivo-conductual.

Por ejemplo, señala el investigador: “Alguien dice: ´Tengo tanto miedo de que me dé una crisis de pánico´, que finalmente presenta una crisis de pánico. Lo que se ha constatado es que la evitación experiencial, cuando se interrumpe, cuando se trabaja en ella, hay alivio sintomático en enfermedades como la depresión, psicosis, ansiedad y otros problemas de salud mental”.

Una de las formas de abordar este mecanismo es mediante prácticas contemplativas -como el mindfulness y su faceta de compasión- que ayudan a reducir la evitación experiencial y, consecuentemente, sus síntomas.

La tesis de título que presentó Reiner Fuentes exploró la vinculación de este fenómeno con el grado de religiosidad de los/las pacientes. En dicho trabajo evaluó la relación entre la evitación experiencial, las actitudes hacia la religión y los síntomas de depresión, ansiedad y estrés en una muestra de personas creyentes.

Los resultados de la investigación indicaron que la evitación experiencial se relaciona positivamente con los síntomas de depresión, ansiedad y estrés, siendo la única variable predictiva de las tres dimensiones sintomáticas. “Lo que es un descubrimiento importante para la práctica clínica, pues significa que, independiente de la actitud religiosa de las personas consultantes, trabajar la evitación experiencial podría ser suficiente para no trastocar sus creencias y al mismo tiempo colaborar en su bienestar”, comenta el investigador.

Y agrega que: “Al parecer, la variable que está en el trasfondo para predecir síntomas va más allá incluso de si te consideras una persona religiosa o no, o si eres practicante de alguna religión o no. De acuerdo a los resultados, solo el ser evitativo es como un elemento que podría predecir sintomatología en el futuro”, concluye el investigador joven de Imhay.

La vertiente formativa de Imhay

A partir de este año, Reiner Fuentes asumió la dirección de la Clínica de Atención Psicológica de la Universidad San Sebastián, sede Valdivia. “Estoy feliz con este nuevo desafío que implica poner a servicio de la comunidad, las habilidades y recursos que he ido desarrollando este último tiempo. Soy un convencido que los procesos formativos, la gestión institucional y el fortalecimiento comunitario son mecanismos que se interrelacionan y que pueden contribuir activamente al bienestar psicosocial”, mencionó al asumir el nuevo cargo.

Paralelamente, junto al director alterno de Imhay, Dr. Álvaro Langer, trabajaron en un capítulo de libro acerca de Compasión y Trastorno de Personalidad Límite, describiendo cómo el modelo de terapia enfocada en la compasión ayuda a abordar este tipo de trastornos. Este trabajo recientemente ha sido aceptado para ser presentado en el Congreso Mundial de la Association for Contextual Behavioral Science que se desarrollará en julio del 2024, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Se trata de uno de los espacios de difusión científica más prestigiosos en el área clínica cognitivo-conductual.

Previamente, también publicaron un caso clínico en la editorial Springer. “Fue el caso de una joven con psicosis, con esquizofrenia, donde evaluamos el efecto de la práctica de mindfulness para el abordaje de un tratamiento con esquizofrenia como tal. Ahí trabajamos con Álvaro Langer, Gerardo Rivera -que fue el clínico- y el doctor Edwin Krogh, que es psiquiatra”, explica Reiner Fuentes.

Respecto a su experiencia como integrante del Núcleo Milenio Imhay, el joven investigador valora su incorporación a este grupo de investigación. “Me apasiona mucho escribir, investigar y conocer. Al mismo tiempo, estoy muy feliz de la colaboración. Siento que en el equipo Imhay hay un espíritu de bastante aporte y de aprendizaje continuo. Desde que estoy en el Núcleo me he sentido bien acogido y los investigadores principales, incluso los investigadores senior como la Dra. Graciela Rojas y el Dr. Ricardo Araya, han estado muy abiertos a enseñar y a dar consejos. Creo que hay una cuestión muy virtuosa en eso, así que estoy bastante feliz y dispuesto a seguir aportando con evidencia científica desde mi área de investigación”, finaliza.

PorImhay

Dra. Vania Martínez participó en Comisión de Educación de la Cámara de Diputadas y Diputados

La Dra. Vania Martínez, directora del Núcleo Milenio Imhay y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, fue invitada a participar, en calidad de experta, en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputadas y Diputados, donde se discutió el proyecto de ley sobre salud mental en la educación superior. 

El pasado 23 de abril, la Dra. Vania Martínez, directora del Núcleo Milenio Imhay y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, participó el calidad de experta, en la Comisión de Educación, de la Cámara de Diputadas y Diputados de Chile, en donde se discutió el proyecto de ley sobre salud mental en la educación superior, liderada por la presidenta de la Comisión, Diputada Emilia Schneider. 

En la sesión, la académica recalcó que «tenemos cifras preocupantes de síntomas de depresión y síntomas de ansiedad.  Que que no todos son enfermedad, trastornos que requieran un tratamiento, por ejemplo, farmacológico, sino que muchos de esos síntomas podrían ser abordados también en una intervención oportuna y no necesariamente en una psicoterapia individual o un psiquiatra.  Esto viene incluso desde que las personas ingresan a la universidad, o sea, no es todo producto de la universidad o lo que ocurre en la universidad, sino que por ejemplo, la Universidad de Chile que es donde yo trabajo, se aplican algunas preguntas al inicio y participan entre 75 y un 90% de estudiantes y encontramos como incluso sin haber tenido ni una clase, ya tenemos elevados síntomas de depresión y ansiedad». 

En relación al proyecto de ley, la investigadora destacó que fue revisado por las y los investigadores del Núcleo y mencionó algunas indicaciones: «falta un en énfasis en promoción y prevención, que debiera ser como el principal rol de los establecimientos educacionales.  No tanto del tratamiento,  sino que haya espacios que van más allá de más de la carga académica, ya que es uno de los aspectos que sin duda es importante, pero que también es un círculo vicioso; personas que tienen problemas de salud mental y no están en tratamiento, probablemente percibe su carga académica también como mucho más alta de lo que puede ser».

«También ver esto desde un punto de vista más sistémico o ecológico, considerando que las comunidades educativas también hay funcionarios, funcionarias, académicos, académicas, o sea, somos un sistema y que si nos preocupamos solamente de la salud mental de estudiantes y descuidamos la salud mental de quienes además trabajan allí, también puede ser perjudicial porque también puede impactar», agregó. 

Revisa la intervención completa, a continuación:

PorImhay

Integrantes de Imhay participaron en podcast sobre salud mental digital emitido por la revista The British Journal of Psychiatry

Daniela Lira, investigadora Doctoral del Núcleo Milenio Imhay y Patricio Caviedes, asistente de investigación, fueron parte de una serie de entrevistas sobre salud mental digital, organizado por la revista The British Journal of Psychiatry. En el espacio digital, ambos conversaron sobre «Vamos Juntxs» aplicación móvil para la intervención temprana de la ansiedad y depresión en estudiantes universitarios en Chile

Daniela Lira, psicóloga clínica de la Universidad de Chile e investigadora Doctoral del Núcleo Milenio Imhay y Patricio Caviedes, psicólogo clínico y asistente de investigación; estuvieron junto a Marianna Zavrou, creadora digital del The British Journal of Psychiatry BJPsych International, del Royal College of Psychiatrists de la Universidad de Cambrigde; para conversar sobre sobre el reciente artículo publicado en su revista.

En este capítulo, los integrantes de Imhay hablan sobre la aplicación móvil en la que han estado trabajando para la intervención temprana en ansiedad y depresión en estudiantes universitarios en Chile. Los resultados de su estudio, publicado en la revista, contribuyen a ampliar la evidencia sobre el valor del desarrollo de tecnologías digitales que puedan usarse para la prevención e intervención temprana de problemas de salud mental en estudiantes universitarios.

La investigadora mencionó que «hay un especial enfoque en el engagement, las aplicaciones de salud mental han demostrado ser efectivas y muy ventajosas, ¿verdad?. También han mostrado grandes resultados en aceptabilidad. Los estudiantes en particular siempre dicen “oh, me gusta mucho”. “Es una gran aplicación”, pero no la usan. Entonces, creo que el engagement es uno de los principales desafíos que enfrentan las intervenciones de salud mental en la actualidad».

Revisa el capítulo completo a continuación: 

PorImhay

Imhay te invita a celebrar el Día Mundial del Libro

Desde el Núcleo Milenio Imhay queremos que juntos y juntas celebremos el Día Mundial Libro. Es por ello que sortearemos dos publicaciones escritas por investigadoras de nuestro centro de investigación.

¿QUÉ LIBROS PODRÁS GANAR EN ESTE CONCURSO?

«Tu mundo emocional»
De la Dra. Vania Martínez y la ilustradora Javiera Suazo.

«¿Puedo ser científica? Mujeres indígenas estudiando ciencias»
De la Dra. Marta Silva y Paulina Sanzana.

BASES DEL CONCURSO:
El concurso está abierto a todas las personas interesadas en participar que vivan en Chile.
El concurso se desarrollará a través de la plataforma Instagram y quienes deseen participar, deben seguir la cuenta de Instagram @nm.imhay y rellenar el formulario del concurso

PREMIO:
El ganador o ganadora recibirá ambos ejemplares. La cantidad de ganadores estará sujeto a la participación, otorgando como mínimo 2 ganadores.

PLAZO DE PARTICIPACIÓN:
El concurso estará disponible desde el 23 de abril hasta el 30 de abril a las 23:59 hrs.

ANUNCIO DE GANADORES:
El anuncio de los ganadores será publicado de las redes sociales de Instagram en un plazo no mayor de una semana posterior a la finalización del plazo del concurso. Los ganadores serán contactados vía correo electrónico y por mensaje directo en Instagram para coordinar la entrega de los premios.

¡Te invitamos a participar y celebrar el Día Mundial del Libro junto a Imhay! 

PorImhay

Dr. Álvaro Jiménez habla de la relación de la Generación Z con el bienestar y la salud mental

El investigador joven del Núcleo Milenio Imhay y académico de la Universidad San Sebastián, Dr. Álvaro Jiménez conversó en el programa SanaMente de CNN Chile , sobre la visión de la Generación Z, grupo demográfico de adolescentes y jóvenes con desafíos únicos en materia de bienestar y salud mental. 

Según datos de la última Encuesta Nacional de Juventudes, elaborada por INJUV Chile, «muestra en términos generales un deterioro en términos de la satisfacción con la vida de adolescentes y jóvenes entre 15 y 29 años y también menores niveles de felicidad. Además, muestra peores indicadores en términos de sintomatología ansiosa y depresiva, de hecho en torno a un 26% de este grupo presenta síntomas ansiosos y depresivos moderados a severos», comenta el Dr. Álvaro Jiménez. 

El académico también destacó que “se observa una paradoja no, tenemos una generación de adolescentes y jóvenes cada vez más conectados. Muchas veces que intercambian más unos con otros, pero gran parte de esos intercambios ocurre de manera digital y no de manera presencial y parece no compensar la sensación o la percepción de soledad que viven estos adolescentes y jóvenes”.

Revisa el video a continuación:

PorImhay

Invitación al lanzamiento del Policy Brief «Recomendaciones para la actualización del Programa Nacional de Prevención del Suicidio»

El Programa Nacional para la Prevención del Suicidio del Ministerio de Salud en colaboración con el Núcleo Milenio Imhay y otras instituciones, invitan al lanzamiento de este documento que otorga un conjunto de recomendaciones para la mejora y actualización de este programa.

El Policy Brief, que se lanzará oficialmente el día viernes 26 de abril en la Universidad San Sebastián, ofrece una síntesis de las conclusiones derivadas del proceso participativo de evaluación del Programa Nacional de Prevención del Suicidio.

En la actividad se presentarán los puntos claves que se concluyen para la nueva etapa del Programa, y contará con la participación de panelistas expertos, entre ellos, el investigador joven de Imhay y académico de la Universidad San Sebastián, Dr. Álvaro Jiménez, quienes comentarán los desafíos para esta política pública.

El evento se realizará en formato híbrido, por lo que puede inscribirse para asistir de manera presencial u online.

Programa:

09:30:  Registro participantes / Café de recepción

10:00: Saludo y palabras iniciales.

Andrea Albagli, Subsecretaria Salud Pública, MINSAL.

10:15: Estrategias Nacionales de Prevención del Suicidio.
Dra. Jo Robinson, National Centre of Excellence in Youth Mental Health, Universidad de Melbourne. Vice-Presidenta International Association for Suicide Prevention IASP.

10:25: Implementación Programa Nacional Prevención del Suicidio y su Proceso de Actualización. 
Belén Vargas, Encargada Programa Nacional Prevención del Suicidio. MINSAL.

10:40: Policy Brief: Recomendaciones para la actualización del Programa Nacional de Prevención del Suicidio. 
Dr. Álvaro Jiménez, Universidad San Sebastián. Investigador Imhay y MIDAP.

11:10: Panel de Discusión.
– Olga Toro, Directora Centro Colaborador OPS/OMS Escuela Salud Pública UChile.
– Dr. Mario Valdivia, Universidad de Concepción, integrante Consejo Asesor Salud Mental MINSAL.
– Paulina del Río, Presidenta Fundación José Ignacio.

Modera: Javiera Erazo, Jefa Departamento de Salud Mental MINSAL.

12:00 Cierre de la actividad

Viernes 26
de abril

9.30 hrs.

Auditorio Universidad San Sebastián, Campus Los Leones. 
Lota #2465, Providencia, Santiago

PorImhay

Directora de Imhay habla sobre curso online «Abordaje del riesgo suicida en adolescentes y jóvenes»

La Dra. Vania Martínez, directora del Núcleo Milenio Imhay y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, estuvo presente en el programa Sana Mente de CNN Chile. 

En el programa, la directora de Imhay, Dra. Vania Martínez, dio a conocer el lanzamiento del curso online «Abordaje del riesgo suicida en adolescentes y jóvenes», disponible en la plataforma Coursera para público general tanto en Chile como en Latinoamérica.

“Durante la pandemia vimos que uno de los grupos más afectados en términos de salud mental fue el de adolescentes y jóvenes, quienes presentaron mayor sintomatología depresiva y ansiosa, lo que puede relacionarse a un mayor riesgo suicida. Entonces, creo que estamos a tiempo de poder actuar oportunamente y prevenir para que estos problemas no se profundicen. Por tanto, este curso, que otorga herramientas de detección y de abordaje inicial a la audiencia en general, puede ser un importante aporte en ese sentido”, sostuvo la Dra. Martínez. 

El curso online se desarrolla gracias al financiamiento de la Iniciativa Científica Milenio de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), y está dirigido a población latinoamericana que esté en contacto estrecho con adolescentes y jóvenes.

 

 

Revisa el video a continuación:

PorImhay

Salud mental universitaria: 50% de las investigaciones en el mundo se han hecho en los últimos tres años

El mayor acceso y el aumento de la diversidad de personas que ingresan a la educación superior serían unos de los motivos por los cuales la salud mental de estudiantes universitarios/as ha adquirido relevancia en el último tiempo. Al respecto, investigadora joven de Imhay está profundizando en metodologías para analizar las inequidades con las que alumnos/as deben lidiar.

Scarlett Mac-Ginty, investigadora joven de Imhay, actualmente se encuentra cursando un doctorado en el Servicio de Salud e Investigación Poblacional del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King’s College de Londres

Si bien es dentista de profesión, los temas sociales y de gestión de salud son los que mueven el quehacer de Scarlett Mac-Ginty, investigadora joven de Imhay. Ese interés la llevó a cursar el Magíster en Salud Pública de la Universidad de Chile y, hace unos años atrás, comenzó a realizar un doctorado en el Servicio de Salud e Investigación Poblacional del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King’s College de Londres, donde además realiza clases a estudiantes de pregrado y magíster.

“Yo tengo formación como salubrista y una de las cosas que creo que ha sido muy interesante en mi doctorado es justamente aprender de metodologías de investigación, las que se pueden aplicar en diversas áreas, no necesariamente en un campo específico de la salud pública”, cuenta Scarlett.

Su acercamiento a la investigación en salud mental surgió cuando hacía clases en la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile, como ayudante en el curso Bases Psicosociales y Antropológicas de la Salud. De allí pasó a formar parte de la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, donde su trabajo se enfocó en los problemas de los/as jóvenes.

“Mi motivación por investigar se da porque yo estaba trabajando como académica y, además, con el magíster obtuve una mejor formación en investigación y en gestión, donde pude ver que existía una brecha de conocimiento respecto a qué estaba pasando con la salud mental de los estudiantes universitarios/as”, recuerda.

Diversificación social en las universidades

Actualmente, la investigadora de Imhay se encuentra estudiando cómo los cambios de posición socioeconómica a lo largo del tiempo impactan en la incidencia y persistencia de problemas de salud mental.

La investigación de Scarlett Mac-Ginty para su doctorado en Inglaterra se centra en las inequidades en salud y, específicamente, en salud mental de estudiantes universitarios/as. El primer trabajo de su tesis consistió en hacer una revisión sistemática de más de 20 mil artículos científicos para ver qué datos existían en la literatura internacional acerca de la asociación entre problemas de salud y desigualdades sociales, en particular, la posición económica de los/as jóvenes. Este arduo trabajo le llevó a identificar que la mayoría de los estudios indican que a menor posición económica, hay más problemas de salud mental, tales como depresión y ansiedad.

“Ahí vimos que uno de los factores importantes es la educación de las madres, que es un tema interesante, porque muchas veces se mide la educación del jefe de hogar hombre. También revisamos otros factores como los ambientales, donde, por ejemplo, vemos que las personas que tienen inseguridad alimentaria, también tienen mayor propensión a tener depresión y ansiedad”, explica esta investigadora joven de Imhay.

La revisión de la literatura científica reveló otro dato interesante: casi el 50% de los estudios en estudiantes de educación superior fueron realizados entre 2020 y 2022, y la mitad de ellos, durante el confinamiento provocado por la pandemia por Covid-19. Esto evidencia que actualmente, en el mundo, hay un interés creciente por investigar la salud mental de los/as jóvenes en etapa universitaria.

¿Por qué está sucediendo esto? “Primero, porque existe una diversificación e incremento de la matrícula en la educación superior en los últimos años, y esa matrícula ha crecido principalmente en países de medianos y bajos recursos”, explica la candidata a doctora del King’s College London.

“Sin embargo, aún hay una brecha, ya que todavía los países con mayores ingresos tienen mayor matrícula. Pero, países de medianos y bajos ingresos, proporcionalmente no sólo ha aumentado la cantidad de personas que están ingresando a la educación superior, sino que también su diversidad. Entonces, se ha puesto foco en estudiantes universitarios/as, porque antes, quienes ingresaban a la universidad, correspondían a una élite y ahora ya no es tan así”.

Factores mediadores

Como parte de su tesis de doctorado, Scarlett Mac-Ginty está participando en investigaciones realizadas en el marco del Estudio Longitudinal de Salud Mental en Estudiantes Universitarios (ELSAM), una iniciativa de la Universidad de Harvard y la Organización Mundial de la Salud que se aplica en 18 países, con el objetivo de hacer un seguimiento de la salud mental de jóvenes durante toda su trayectoria universitaria. El Núcleo Milenio Imhay encabeza el proyecto en nuestro país, realizando el estudio en cinco universidades chilenas.

“Muchas veces hemos constatado la asociación entre factores socioeconómicos y salud mental, pero sabemos poco respecto a cuáles son las variables mediadoras. Por ejemplo, por qué las personas provenientes de familias con menor ingreso económico o aquellas que son la primera generación en cursar estudios superiores, llegan a tener peor salud mental. En este sentido, hemos visto que en aquellos estudiantes que tienen una mayor percepción de estrés financiero, presentan más problemas de salud mental, por tanto, éste sería un mediador que conecta posiciones socioeconómicas con depresión y ansiedad, específicamente”.

Lo mismo sucede con el estrés académico, dice la investigadora, que en general es mayor en las personas de menores recursos y que contribuye a tener más problemas del ánimo. Y, por último, también influyen ciertas condiciones socioeducativas como, por ejemplo, si tienen un lugar para estudiar y acceso a computador e internet.

“Aquí lo más importante fue conocer si tienen un espacio adecuado para estudiar”, explica Scarlett. “Durante el COVID vimos que las personas con una baja posición socioeconómica tienen peores estándares para contar con un lugar adecuado en la casa para estudiar, asistir a las clases online, tener un computador propio y una conexión a internet estable. Entonces, también vimos que eso se asocia con mayor sintomatología depresiva y ansiosa”.

Una mirada a lo largo del  tiempo

Actualmente, Scarlett está trabajando en otro estudio para su doctorado, también en base a los datos generados por ELSAM. Su objetivo es conocer cómo los cambios de posición socioeconómica a lo largo del tiempo impactan en la incidencia y persistencia de problemas de salud mental.

“De los casi 80 estudios que incluimos en la revisión sistemática, sólo dos mostraron asociaciones longitudinales entre posición socioeconómica y trastornos mentales comunes, entonces existe una brecha importante de conocimiento para ver qué pasa a lo largo del tiempo con estos/as estudiantes que provienen con menor nivel socioeconómico. Hasta ahora hemos encontrado que el factor más importante es el ingreso familiar”, indica la investigadora joven.

Además, agrega que “observamos que existe una relación bidireccional entre depresión y ansiedad con estrés financiero. Es decir, un alto estrés financiero puede producir una mayor sintomatología depresiva y ansiosa, y viceversa. Creemos que es el primer estudio chileno específicamente enfocado en desigualdades económicas que hace una evaluación longitudinal en el tiempo, para conocer qué sucede durante los primeros años de universidad en esta cohorte, cuya particularidad es que es la generación que ingresó a la universidad durante la pandemia por COVID-19”.

Conoce más del trabajo de Scarlett Mac-Ginty AQUÍ

PorImhay

Directora de Imhay habla acerca de los índices de salud mental en Chile de adolescentes y jóvenes

La Dra. Vania Martínez, directora del Núcleo Milenio Imhay y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile fue entrevistada por el canal DNews, para conversar sobre los índices de la salud mental en Chile de adolescentes y jóvenes, reconocer las señales de alerta y cómo acompañarlos a solicitar ayuda profesional. 

En la entrevista, la académica destacó que «con la pandemia hemos hecho algunas investigaciones que no son de toda la población pero por ejemplo, de cinco universidades de Chile y hemos encontrado como 1 de cada 3 personas tiene síntomas de ansiedad y depresión clínicamente relevantes, lo cual nos alerta y nos preocupa».

«Yo creo ha costado bastante retornar la rutina posterior a pandemia, no sé si es generalizado, pero en los espacios en los que me toca estar, ha costado mucho más que antes el poder organizarse y dejar tiempo para trabajo, estudio, tiempo para compartir con otras personas, tiempo para uno mismo, para dormir, para alimentarse bien que también es algo muy relevante, o hacer actividad física. Entonces cómo metemos eso en los casilleros, es algo que nos está costando a todos pero en adolescentes y niños requieren también desde el mundo adulto, de las personas que están al cuidado de ellos, poder apoyar esa organización», agregó.

Escucha la entrevista completa, a continuación:

PorImhay

La dificultad para procesar las emociones podría ser un síntoma predictor para el desarrollo de la esquizofrenia

María Belén Aburto Ponce, investigadora joven del Núcleo Milenio Imhay actualmente se encuentra trabajando, en calidad de postdoctorante, en el Nathan Kline Institute for Psychiatric Research de Nueva York, donde está estudiando los mecanismos alterados de la percepción sensorial que explicarían algunos síntomas de esta enfermedad mental.

La Dra. M. Belén Aburto Ponce se encuentra trabajando como investigadora postdoctoral en el Nathan Kline Institute for Psychiatric Research de Nueva York.

Se sabe que del total de pacientes diagnosticados con algún Estado Mental de Alto Riesgo (EMAR), alrededor de un 30 por ciento desarrolla esquizofrenia en un par de años. Otro porcentaje deriva en otra enfermedad mental, pero en algunos casos, los síntomas desaparecen y no se llega a presentar ningún trastorno.

El desafío para los/as profesionales de salud mental es saber por qué en ciertas personas se desarrolla una enfermedad permanente como la esquizofrenia y en otras no, y qué intervenciones se pueden realizar para frenar la evolución de esta afección mental. Una joven científica chilena forma parte de un equipo que está avanzando en el estudio de este tema.

Se trata de María Belén Aburto Ponce, bióloga, Magíster en Ciencias Biológicas y Doctora en Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile, quien se ha dedicado a investigar el procesamiento neuronal de estos/as pacientes, como parte del equipo del Laboratorio de Psiquiatría Traslacional de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de la Universidad de Chile (Psiquislab) que dirige la Dra. Rocío Mayol, también investigadora joven de Imhay.

En específico, la Dra. Aburto estudia la forma sobre cómo las personas con EMAR perciben sonidos con contenido emocional. Su objetivo es identificar indicadores de la gravedad de los cuadros y eventualmente poder predecir quiénes van a desarrollar una enfermedad. Algunos resultados de los estudios en que participa muestran que efectivamente en aquellas personas que presentan esquizofrenia hay una correlación entre sus síntomas y la manera diferente en cómo procesan los sonidos neutrales, los tristes o los alegres.

Avanzando hacia un tratamiento

El equipo del NKI donde trabaja M. Belén Aburto, logró mejorar la capacidad de los/as pacientes para reconocer emociones mediante estimulación transcraneal.

Para profundizar en este campo y avanzar hacia la identificación de síntomas y procesamiento sensorial en etapas tardías de la enfermedad, el año 2022 la investigadora joven de Imhay llegó hasta la Universidad de Columbia, en Nueva York, a realizar un postdoctorado con la connotada científica Antígona Martínez del Nathan Kline Institute for Psychiatric Research (NKI), dependiente de la Oficina de Salud Mental del Estado de Nueva York, quien encabeza uno de los laboratorios dedicados a estudiar la dinámica espacio-temporal de las deficiencias del procesamiento visual en la esquizofrenia.

“Una de las hipótesis es que los síntomas de la esquizofrenia pueden ser explicados, en parte, por alteraciones en el procesamiento sensorial”, cuenta María Belén Aburto desde Estados Unidos. “Básicamente, estos/as pacientes tienen dificultades, por ejemplo, para percibir o reconocer las emociones en las caras de las personas porque ellos/as no están mirando la parte de la cara que deberían ver para poder definir la emoción en ese rostro”, agrega la investigadora.

Mediante imagenología con resonancia magnética y encefalogramas han logrado medir la actividad neuronal de los/as pacientes cuando les presentan ciertos estímulos, y comprobar que efectivamente hay alteraciones respecto a los mapas de personas neurotípicas (personas que no presentan alteraciones a nivel del neurodesarrollo).

En el laboratorio del NKI, los/as investigadores/as también han dado pasos hacia posibles formas de tratamiento o remediación de los síntomas. Mediante estimulación transcraneal lograron mejorar la capacidad de los/as pacientes para reconocer emociones sobre rostros en movimiento, es decir, mientras cambian los gestos faciales.

“Por ejemplo, cuando una persona empieza a reírse en un video, eso activa una parte del cerebro que es distinta a cuando vemos una foto de alguien riendo. Entonces, hemos visto que esta estimulación hace que las personas aumenten la eficiencia del reconocimiento de emociones”, explica la Dra. Aburto.

Como el proyecto aún está en fase experimental, se han visto los efectos positivos sólo durante la media hora que dura la estimulación transcraneal. Aún está por verse si el realizar sesiones más seguidas o de mayor duración consigue efectos más persistentes.

La evolución cerebral de la esquizofrenia

María Belén Aburto se formó en el campo de las ciencias básicas, pero su tesis doctoral en ciencias biomédicas y sus investigaciones iniciales en el Psiquislab y en la Clínica Psiquiátrica Universitaria de la Universidad de Chile le permitieron relacionarse directamente con pacientes y comprender el impacto del trabajo científico en la comunidad.

“Cuando uno ve las etapas avanzadas de la enfermedad también ve qué pasa cuando el tratamiento es más tardío y cuáles son las dificultades que estas personas tienen que enfrentar. Entonces, es muy relevante que los síntomas y los tratamientos se aborden tempranamente”, explica la investigadora joven de Imhay.

Y agrega que la adolescencia es vital para poder detectar síntomas “porque es en esta etapa de la vida en la que las personas aprenden a socializar y a conocer las claves sociales. Pero cuando ciertas enfermedades aíslan, esta enseñanza o este aprendizaje no ocurre y, después, cuando se llega a la adultez, estas actividades se vuelven aún más difíciles”.

Esto sucede en el caso de la esquizofrenia, que es una enfermedad mental grave donde el funcionamiento psicosocial deficiente se asocia con la dificultad de adquirir habilidades sociales, en inferir emociones de expresiones faciales o por inflexión de la voz. Por ello es de relevancia conocer e identificar a tiempo aquellas señales o síntomas iniciales para controlar y/o retrasar el desarrollo de la enfermedad.

El trabajo de investigación en un centro con la capacidad de reclutamiento de pacientes y los recursos tecnológicos y científicos como los que tiene el NKI le han permitido a la Dra. Aburto observar directamente los cambios cerebrales que experimentan los/as pacientes con esquizofrenia y las necesidades particulares de los tratamientos según la edad de cada persona.

“El acercamiento que se hace en personas adultas y en personas jóvenes es distinto, ya que las necesidades y el cómo se dirige la investigación son diferentes y, por ende, los resultados también. Por ejemplo, en algunos casos, he visto que en adolescentes que tienen síntomas más atenuados, existe una hiperactividad en ciertas zonas cerebrales. Y una se pregunta por qué ocurre eso si el rendimiento de la tarea que se le da está bajo o un poco más bajo que el de una persona neurotípica. Entonces, lo que pasa es que quizás el cerebro está ´compensando´ para tratar de mantener el nivel”.

Y agrega que “por otro lado, en la etapa adulta, cuando las personas ya tienen el diagnóstico de esquizofrenia, puedes ver cierta compensación -pero de manera diferente-, en otras partes del cerebro que quizás son más profundas. Entonces, ahí empiezas a ver cómo la enfermedad va avanzando y va cambiando la actividad en distintas partes del cerebro. Es por eso que la aproximación a la enfermedad debe ser distinta de acuerdo al grupo etario, ya que, si se quiere dar un tratamiento, debe ser oportuno pero también adecuado a las necesidades de cada paciente”, comenta la investigadora.