Estudiantes de enseñanza media presentan proyecto de salud mental a directora del Núcleo Milenio Imhay

Porimhay

Estudiantes de enseñanza media presentan proyecto de salud mental a directora del Núcleo Milenio Imhay

En el marco de los proyectos que lleva adelante el Programa de Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE UCH), la psiquiatra Vania Martínez, directora del Núcleo Milenio Imhay y la psicóloga Antonia Aguirre, coordinadora del Centro de Bienestar Comunitario Rucalaf de Renca, dieron recomendaciones y pudieron conocer las propuestas de las y los jóvenes para abordar temas de salud mental en la adolescencia.

El proyecto Cerebros Felices es integrado por ocho estudiantes de 3ero y 4to medio del Instituto Cumbre de Cóndores Oriente.

El 75% de los problemas de salud mental comienza antes de los 24 años, sin embargo, no más de un 25% de quienes lo requieren, recibe algún tipo de atención. Esto bien lo saben los y las estudiantes del Instituto Cumbre de Cóndores Oriente (ICCO) de la comuna de Renca quienes se encuentran impulsando el proyecto Cerebros Felices, el cual busca relevar la importancia de la salud mental mediante recursos informativos en redes sociales, y que el pasado jueves 12 de agosto presentó sus avances al Núcleo Milenio Imhay y al Centro Rucalaf con el objetivo de tejer puentes y formas de colaboración.

El proyecto nace desde la preocupación por los efectos de la pandemia en la salud de sus compañeros: “Los más afectados han sido los jóvenes, pues todo lo que ellos conocían ha cambiado radicalmente desde el año pasado, por eso nuestro proyecto busca apoyarlos en este proceso”, explicó Sofía Díaz, de 3ero medio del ICCO.

“Nuestro objetivo como proyecto es apoyar a los jóvenes que se han visto perjudicados mentalmente por el contexto de la pandemia y contribuir positivamente en su bienestar” agregó Kerly Fernández, de 3ero medio del ICCO.

La instancia, impulsada por el Programa de Acceso a la Educación Superior de la Universidad de Chile (PACE UCH), busca generar lazos entre la academia y el territorio para poder fortalecer las iniciativas estudiantiles que surgen en el marco de la línea de Aprendizaje Basado en Proyectos, de esta manera investigadores “asesoran” a los y las jóvenes para que sus proyectos se fortalezcan en contenidos y tengan sostenibilidad en su implementación.

“Nos pone muy orgullosos ser parte de una forma diferente de entender la educación pública en todos sus niveles: por una parte los estudiantes se organizan para diseñar proyectos que apoyen a sus comunidades y por otra, la Universidad se nutre y vincula con los territorios, conociendo desde los y las jóvenes sus principales preocupaciones”, afirma Fabián Retamal, coordinador PEM del Programa PACE de la Universidad de Chile.

Para la Dra. Vania Martínez, directora del Núcleo Milenio Imhay, el encuentro es valioso “justamente porque es el corazón de lo que queremos hacer: que las y los jóvenes estén entusiasmados con ayudar a sus pares en temas de salud mental, pues muchas veces el mundo adulto queda fuera al tener otros códigos y no sabemos cómo transmitirlos, entonces que nazca desde las estudiantes da cuenta de un empoderamiento y un interés”.

Proyecciones y formas de colaboración

La línea de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) se implementa en todos los liceos acompañados por el Programa PACE de la Universidad de Chile con foco en el desarrollo de habilidades del siglo XXI; en esta línea los estudiantes elaboran proyectos sociales y colaborativos en los cuales identifican problemáticas territoriales para abordar mediante diversas iniciativas.

La metodología ABP es una propuesta pedagógica que requiere de la coordinación de toda la comunidad escolar y su entorno, por eso es clave la vinculación con diversas organizaciones como el Núcleo Milenio Imhay y el Centro Rucalaf, que dan proyección a las ideas de los estudiantes y les permiten ser sostenibles en el tiempo”, afirma Nicolás Peña, coordinador de la línea de ABP del PACE UCH.

Como parte de los acuerdos de la sesión, el Centro de Bienestar Comunitario Rucalaf de la comuna de Renca se comprometió a colaborar con Cerebros Felices para generar un protocolo de detección temprana que les permita a las y los estudiantes reconocer situaciones de riesgo que precisen de derivación para un acompañamiento más específico, “es bueno que tengan una pauta que les permita estar tranquilas para saber qué hacer y a tener las ideas claras para afrontar casos más difíciles”, comentó Antonia Aguirre, psicóloga de Rucalaf.

Por su parte, el Núcleo Milenio Imhay puso a disposición el material de difusión que generan para que las estudiantes puedan replicar desde las redes sociales del proyecto.

Cerebros Felices

El proyecto Cerebros Felices es integrado por ocho estudiantes de 3ero y 4to medio del Instituto Cumbre de Cóndores Oriente: Caroline Santibáñez, Valentina Sepúlveda, Monserrat Uribe, Kerly Fernández, Anays Jimenez, Sofía Díaz, Isidora Ríos y Graciela Tapia, y es apoyado por la profesora de ciencias Yossely Olmos. Si quieres conocer más del proyecto Cerebros Felices o te interesa apoyarles, visita sus redes sociales en el Instagram del proyecto

Fuente: Lídice Varas, programa PACE UCH

About the author

imhay administrator